PEDÍ TU REUNIÓN

י״ג בתמוז ה׳תשפ״ד (19/07/2024)
בס"ד

Comparte este Post

Un emprendedor es quien identifica un problema o necesidad, y luego organiza su agenda para buscar una o varias alternativas que ofrezca una solución. Además, es alguien que siempre está conectado con las nuevas tendencias y tiene cierta facilidad para encontrar oportunidades donde muchos otros, quizá, no las ven.

Es una persona que está dispuesta a salir de su zona de confort y dedicar largas horas de trabajo para convertir su idea de negocio en un proyecto rentable.

Existen muchas cualidades que un emprendedor puede exhibir para alcanzar y mantener el éxito. En las próximas líneas, ponemos a colación las cinco características básicas que debe tener un emprendedor exitoso.

1. Persistencia

Es la mayor de las virtudes que puede exhibir todo emprendedor. Es casi imposible llegar lejos en este mundo si no se es persistente. La persistencia es la habilidad de ser capaz de fijarse una meta y sostener una conducta determinada que lleve a alcanzarla, intentándolo una y otra vez. La persona persistente intenta crear la oportunidad, por lo tanto, la persistencia es la clave del éxito. Más que el talento, más que el genio, más que cualquier otra cualidad.

En promedio, la persona que decide emprender tendrá que trabajar una tercera parte de tiempo adicional comparado con un trabajador de oficina. Eso sin contar la falta de un ingreso económico constante, lo cual complica las cosas y hace más arduo el camino. A la persistencia le acompañan de la mano una actitud positiva y una enorme tolerancia a la frustración.

2. Pasión

El primer obstáculo del emprendimiento es la falta de credibilidad por parte de las personas que te rodean, con excepciones que se cuenta con los dedos de las manos. Por eso, la pasión que demuestres será vital en el resultado final de tu emprendimiento. Emprender significa aprender nuevas cosas, sin la facilidad de contar con un maestro; sacrificar tu comodidad y hasta tu patrimonio; tener presente en todo momento la idea que deseas materializar; y no pocas veces luchar por conseguir lo que deseas.

3. Innovación

Otro de los aspectos interesantes de un emprendedor es su deseo de innovar, es decir, de crear algo novedoso, nuevo o revolucionario incluso. Muchos científicos han sido innovadores, como por ejemplo Nikola Tesla, cuyo nombre engalana una compañía que actualmente se dedica a proyectos de innovación tecnológica. Sin embargo, no es necesario ser un genio o un científico para llegar a ser un gran emprendedor. Lo que sí importa, y mucho, es que seas capaz de innovar en la industria que selecciones como nicho de tu emprendimiento. Pequeños cambios conducen a grandes transformaciones.

4. Iniciativa

Fundamental para cualquier emprendedor, y quizá uno de los requisitos básicos. Una persona con iniciativa es alguien dispuesto a tomar riesgos, desde luego, calculados. No se trata de emprender por la aventura, sino de tomar en cuenta los factores que intervienen en el éxito de una empresa. Un emprendedor necesita dar el primer paso, de lo contrario, simplemente está imitando una tendencia o replicando un modelo de negocio. Lo cual no es malo en sí mismo, pero siempre será mejor ser el primero, estar a la vanguardia.

5. Independencia

No es una regla, pero estamos seguros de que podría serlo: los emprendedores son independientes por naturaleza, no les gusta recibir órdenes ni tener horarios fijos. Se adaptan a los desafíos. Desean crear y transformar su entorno. Prefieren desarrollar un estilo propio. Por cuanto se refiere al trabajo, resultan incansables y están dispuestos a dedicar horas extra con tal de ver realizados sus proyectos. Y todo esto por una razón: volverse independientes. Una vez que el emprendedor echa a andar su negocio, asegura su autonomía económica.

Es hora de trabajar felices!!
¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?
Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí! 

Adaptación Mamá Mía 360.

Síguenos en nuestras redes sociales, Instagram @mamamia.360 / Facebook: Mamá Mia 360 y comparte nuestras recomendaciones con tus contactos.

Apuntate y recibe noticias

Lee mas

Branding

EMBAJADOR DE MARCA

Los embajadores de marca son los mejores aliados de las empresas para promocionar sus productos y fortalecer la estrategia de branding. Te explicamos qué significa ser embajador de una marca.  Embajador de marca En un mercado cada vez más saturado en el que los consumidores están expuestos a una gran cantidad de mensajes publicitarios, no es fácil conseguir que una marca destaque. Limitarse a promocionar los beneficios de los productos no basta, las marcas deben ser capaces de comunicar sus valores y conectar emocionalmente con su público objetivo. Esa es precisamente la misión del embajador de marca. ¿Qué significa ser embajador de una marca? El embajador de marca es una persona que representa la imagen de la organización ante su público objetivo. Encarna la identidad corporativa, se identifica con sus valores y se encarga de atraer a clientes potenciales generalmente compartiendo sus experiencias con los productos y/o servicios de la empresa. Los embajadores de marca realizan diferentes acciones promocionales offline y online. Pueden convertirse en una de las voces del blog corporativo, acudir a los eventos patrocinados u organizados por la marca, grabar spots publicitarios o alimentar el interés por la marca a través de publicaciones en sus redes sociales. La importancia del embajador de marca en el marketing El impacto positivo de las acciones de los embajadores de marca suele aumentar la popularidad de la empresa y, como resultado, se produce un incremento de las ventas. ¿Cómo ser embajador de una marca? Para ser embajador de una marca hay que cumplir ciertos requisitos. Ante todo, la persona debe tener una buena reputación dentro y fuera de Internet. También debe identificarse y proyectar los valores de la marca. Generalmente se busca a personas proactivas y extrovertidas con una gran capacidad de comunicación con el público objetivo. Eso significa que para ser embajador de una marca hay que cuidar mucho la imagen y ser auténtico.  Mantenerse activos en las redes sociales y conseguir una buena base de seguidores fieles es un buen comienzo. De hecho, muchas marcas están apostando por micro-influencers en nichos de mercado específicos que tengan una gran credibilidad y una conexión fuerte con su público. Existen plataformas, como Scrunch, especializadas en poner en contacto a los influencers con las marcas. Por supuesto, tener conocimientos de marketing también allana el camino para ser embajador de una marca.

Estamos aqui a tu servicio

Deja tus datos y te contactamos a la brevedad

¡Felicidades, has dado el primer paso!

Tu mensaje ha sido enviado y te responderemos lo antes posible.

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar