PEDÍ TU REUNIÓN

י״ג בתמוז ה׳תשפ״ד (19/07/2024)
בס"ד

¿Cómo potenciar las habilidades laborales a través de las Soft Skills?

Comparte este Post

¿Qué tal llevas las soft skills? Puede que no conozcas este concepto o que te diga más bien poco. Lo que sí es una garantía es que en la jornada laboral o en tu puesto de trabajo habrás usado soft skills para mejorar tu relación con el entorno y mejorar tu rendimiento. Y es que lo que los anglosajones han llamado soft skills son habilidades laborales cada vez más valoradas por empresarios y reclutadores, las cuales les han permitido sumar grandes experiencias a medida que las han ido aplicando.

Ya no basta con ser bueno en lo que haces. Puede que tengas experiencia y conozcas muy bien tu área de actuación en tu lugar de trabajo. Pero si no controlas y sabes aprovechar las soft skills estarás desaprovechando gran parte de tu potencial. Y es que las competencias blandas sirven para conectar tus habilidades profesionalescon tu entorno de trabajo.

Entonces, resulta ideal ver en qué consiste este concepto y cómo puedes potenciar tus soft skills en tu lugar de trabajo. Bien empleadas, te ayudarán a destacar. Y a que tu carrera profesional evolucione a buen ritmo y te permita escalar posiciones si así lo deseas.

¿Qué son las soft skills?

Se conoce a las soft skills a las habilidades blandas, competencias blandas o habilidades suaves. Bajo este paraguas se incluyen conceptos que no corresponden exactamente con tu área profesional o tu puesto de trabajo pero que resultan de gran utilidad como engranaje o unión entre lo que haces en tu empresa y todo lo que te envuelve.

Según el IEBS Business School, las principales soft skills son: pensamiento crítico, trabajo en equipo, resiliencia, flexibilidad, compromiso, creatividad, aprendizaje constante, tomar decisiones a partir de datos y habilidades digitales. Otros profesionales incluyen entre las soft skills conceptos como liderazgo, motivación, comunicación, compromiso, toma de decisiones, dotes de negociador, gestión del tiempo, etc.

En lo que englobamos como soft skills encontramos talentos que podemos aprender durante nuestro aprendizaje reglado o traer incorporado de serie. Las habilidades sociales muchas veces vienen relacionadas con la manera de ser de cada uno más que con lo aprendido en clase. Pero al igual otros conceptos recientes como la inteligencia emocionalinteligencia social, se pueden aprender a base de ejercicio práctico.

¿Cómo potenciar las soft skills?

Aunque empiezan a proliferar los cursos y talleres relacionados con soft skills, estas habilidades laborales siguen estando fuera de la educación reglada salvo en contadas excepciones. De ahí que no sea fácil recomendar un método concreto para potenciar nuestras habilidades blandas.

Puede que tengamos la suerte de trabajar en una empresa en la que se fomenten estas habilidades mediante la propia cultura empresarial de tu entorno de trabajo. En algunos casos incluso puede que haya ejemplos más concretos como actividades formativas para potenciar estas habilidades laborales. O incluso fomentar un sistema de mentoría que facilite la colaboración entre empleados de distintas áreas con el fin de ejercitar y potenciar las soft skills de cada uno.

Si no es así, cualquiera puede dedicar parte de su tiempo a entrenar las habilidades blandas dentro y/o fuera de su lugar de trabajo. Al igual que cualquier otro proyecto personal o profesional, potenciar las soft skills requiere de una planificación previa en la que analizar nuestras habilidades más destacadas y las que deberíamos ejercitar más. Y por descontado, deberíamos analizar qué habilidades blandas necesita más nuestra empresa. O qué habilidades blandas son las que más nos ayudarán a destacar como profesionales en conjunción con nuestras hard skills o habilidades duras, aquellas por las que estamos allí.

Es hora de trabajar felices!!
¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?
Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí! 

Adaptación Mamá Mía 360.

Síguenos en nuestras redes sociales, Instagram @mamamia.360 / Facebook: Mamá Mia 360 y comparte nuestras recomendaciones con tus contactos.

Apuntate y recibe noticias

Lee mas

Branding

EMBAJADOR DE MARCA

Los embajadores de marca son los mejores aliados de las empresas para promocionar sus productos y fortalecer la estrategia de branding. Te explicamos qué significa ser embajador de una marca.  Embajador de marca En un mercado cada vez más saturado en el que los consumidores están expuestos a una gran cantidad de mensajes publicitarios, no es fácil conseguir que una marca destaque. Limitarse a promocionar los beneficios de los productos no basta, las marcas deben ser capaces de comunicar sus valores y conectar emocionalmente con su público objetivo. Esa es precisamente la misión del embajador de marca. ¿Qué significa ser embajador de una marca? El embajador de marca es una persona que representa la imagen de la organización ante su público objetivo. Encarna la identidad corporativa, se identifica con sus valores y se encarga de atraer a clientes potenciales generalmente compartiendo sus experiencias con los productos y/o servicios de la empresa. Los embajadores de marca realizan diferentes acciones promocionales offline y online. Pueden convertirse en una de las voces del blog corporativo, acudir a los eventos patrocinados u organizados por la marca, grabar spots publicitarios o alimentar el interés por la marca a través de publicaciones en sus redes sociales. La importancia del embajador de marca en el marketing El impacto positivo de las acciones de los embajadores de marca suele aumentar la popularidad de la empresa y, como resultado, se produce un incremento de las ventas. ¿Cómo ser embajador de una marca? Para ser embajador de una marca hay que cumplir ciertos requisitos. Ante todo, la persona debe tener una buena reputación dentro y fuera de Internet. También debe identificarse y proyectar los valores de la marca. Generalmente se busca a personas proactivas y extrovertidas con una gran capacidad de comunicación con el público objetivo. Eso significa que para ser embajador de una marca hay que cuidar mucho la imagen y ser auténtico.  Mantenerse activos en las redes sociales y conseguir una buena base de seguidores fieles es un buen comienzo. De hecho, muchas marcas están apostando por micro-influencers en nichos de mercado específicos que tengan una gran credibilidad y una conexión fuerte con su público. Existen plataformas, como Scrunch, especializadas en poner en contacto a los influencers con las marcas. Por supuesto, tener conocimientos de marketing también allana el camino para ser embajador de una marca.

Estamos aqui a tu servicio

Deja tus datos y te contactamos a la brevedad

¡Felicidades, has dado el primer paso!

Tu mensaje ha sido enviado y te responderemos lo antes posible.

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar