PEDÍ TU REUNIÓN

י״ג בתמוז ה׳תשפ״ד (19/07/2024)
בס"ד
En esta aventura narrativa somos testigos de esa alquimia interior por la que todos, sobre la transformación humana y ese intento donde aprender a ser mejores.

Comparte este Post

Aprende las mejores técnicas y consejos sobre marketing digital y lleva tu negocio al siguiente nivel !!

Acá en Mamá Mía 360® te vamos a explicar con tus palabras que es un plan de acción.

Empecemos

Un plan de acción es una hoja de ruta que traza la planificación de una organización para gestionar y controlar tareas con el fin de cumplir con los objetivos de un proyecto o negocio. 

Es una guía para definir las metas, fijar plazos y calcular recursos para planificar de forma correcta, optimizar la gestión y mejorar el rendimiento de la empresa.

Además traza las 5 w’s questions: qué, cómo, cuándo, dónde y con quién se realizarán las acciones que se implementarán en la organización para cumplir con los objetivos de una manera ordenada y comprometida, asignando responsables, tiempo y recursos.

El plan de acción incluye un análisis de la situación actual de la organización o el proyecto, define los objetivos, traza una ruta de actividades para alcanzarlos, lo que incluye acciones, tareas y estrategias. Esta hoja de ruta además es un instrumento para evaluar de forma continua la situación de la compañía y saber si se está alejando o acercando a los objetivos planteados.

Un plan de acción bien trabajado muestra la estructura de la organización, la situación actual y los riesgos a los que estaría expuesta la empresa, sin dejar pasar por alto detalles o información para saber qué hacer y qué no. También ayuda a ahorrar tiempo y recursos tanto económicos como capital humano y a incrementar las oportunidades de hacer lo correcto para la organización.

Plan para mitigar riesgos 

En el plan de acción se definen objetivos, programas, misiones, responsables y presupuestos no solo para gestionar proyectos sino también para ejecutar procesos de conocimiento del riesgo, reducción del riesgo y manejo de riesgos de una organización. 

En ese sentido, el plan debe ser completo, claro y estar al día con la actual estructura de la empresa para incluir la información detallada de cada una de las áreas de la compañía para analizar de manera inteligente los riesgos, su impacto y consecuencias en caso de que se llegasen a presentar y priorizarlos para gestionarlos, según la afectación que causarían.

Al momento de analizar ese plan, los gestores de riesgos deben preguntarse: ¿estamos cumpliendo con las estrategias?, ¿se está haciendo lo que se trazó en el plan?, ¿se está haciendo de forma correcta?, ¿el plan sirve para mitigar o evitar los riesgos?

Para trazar un plan de acción se debe hacer la lista de riesgos, para ello, los gestores deben identificar las amenazas que podrían impedir el cumplimiento de metas y objetivos. 

Una vez se identifiquen esos riesgos, se debe hacer un inventario de los mismos y describir cada uno para analizar sus impactos para clasificarlos y establecer el nivel de riesgo; así como las acciones que se van a implementar.

Ejemplo:

RIESGO ACCIÓN /ACTIVIDADRESPONSABLE FECHA 
La maquinaria de la empresa está vieja y podría tener fallas técnicasMantenimiento periódicoDirector de mantenimientoLos 10 de cada mes
Posible corrupción dentro de la organizacióncontrol y auditoría internaComité de RiesgosAlta direcciónLos 2 de cada mes 


Este debe ser un trabajo continuo, se deben evaluar los resultados periódicamente, no se trata simplemente de trazar la ruta en el papel, sino de ejecutarla y mantenerla en el tiempo, analizarla y actualizarla porque el interior de la organización cambia, así como el entorno, los consumidores y los competidores.

Un plan de acción es muy útil para tener control y evitar amenazas que pondrían en riesgo los objetivos de la organización, además para coordinar y comprometer a los miembros de la compañía.

Lo invitamos a conocer Mamá Mía 360, una herramienta que ofrecemos a las organizaciones para la gestión y control de actividades o tareas y que permite optimizar la gestión de proyectos al reducir tiempos y esfuerzos para el logro de los objetivos.

¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?

Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí!


Apuntate y recibe noticias

Lee mas

Branding

EMBAJADOR DE MARCA

Los embajadores de marca son los mejores aliados de las empresas para promocionar sus productos y fortalecer la estrategia de branding. Te explicamos qué significa ser embajador de una marca.  Embajador de marca En un mercado cada vez más saturado en el que los consumidores están expuestos a una gran cantidad de mensajes publicitarios, no es fácil conseguir que una marca destaque. Limitarse a promocionar los beneficios de los productos no basta, las marcas deben ser capaces de comunicar sus valores y conectar emocionalmente con su público objetivo. Esa es precisamente la misión del embajador de marca. ¿Qué significa ser embajador de una marca? El embajador de marca es una persona que representa la imagen de la organización ante su público objetivo. Encarna la identidad corporativa, se identifica con sus valores y se encarga de atraer a clientes potenciales generalmente compartiendo sus experiencias con los productos y/o servicios de la empresa. Los embajadores de marca realizan diferentes acciones promocionales offline y online. Pueden convertirse en una de las voces del blog corporativo, acudir a los eventos patrocinados u organizados por la marca, grabar spots publicitarios o alimentar el interés por la marca a través de publicaciones en sus redes sociales. La importancia del embajador de marca en el marketing El impacto positivo de las acciones de los embajadores de marca suele aumentar la popularidad de la empresa y, como resultado, se produce un incremento de las ventas. ¿Cómo ser embajador de una marca? Para ser embajador de una marca hay que cumplir ciertos requisitos. Ante todo, la persona debe tener una buena reputación dentro y fuera de Internet. También debe identificarse y proyectar los valores de la marca. Generalmente se busca a personas proactivas y extrovertidas con una gran capacidad de comunicación con el público objetivo. Eso significa que para ser embajador de una marca hay que cuidar mucho la imagen y ser auténtico.  Mantenerse activos en las redes sociales y conseguir una buena base de seguidores fieles es un buen comienzo. De hecho, muchas marcas están apostando por micro-influencers en nichos de mercado específicos que tengan una gran credibilidad y una conexión fuerte con su público. Existen plataformas, como Scrunch, especializadas en poner en contacto a los influencers con las marcas. Por supuesto, tener conocimientos de marketing también allana el camino para ser embajador de una marca.

Estamos aqui a tu servicio

Deja tus datos y te contactamos a la brevedad

¡Felicidades, has dado el primer paso!

Tu mensaje ha sido enviado y te responderemos lo antes posible.

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar