PEDÍ TU REUNIÓN

י״ג בתמוז ה׳תשפ״ד (19/07/2024)
בס"ד

Comparte este Post

El neuromarketing es la aplicación de la neurociencia al marketing, sencillamente se trata de entender en qué se basa nuestro cerebro para tomar decisiones y así poder influenciar el cumplimiento de los objetivos de marketing.

Antes de elegir comprar un producto, usar un servicio, leer un artículo o apoyar una causa, el cerebro hace un recorrido por una serie de factores que le indican que esa decisión es la mejor. Es naturaleza pura, el ser humano está diseñado para sobrevivir tomando las opciones correctas.

Con las ventas pasa algo parecido, los estímulos correctos impulsan la decisión de los clientes. Si se influencia este comportamiento, el éxito estará mucho más cerca.

Neuromarketing como arma de ventas

El neuromarketing no es un tema muy complejo, pero la mejor forma de entenderlo es en la práctica: sus técnicas llevan mucho tiempo influenciándonos. Existen técnicas que a propósito o no, son replicadas por marcas en sus redes sociales y sitios web.

Por ejemplo, ¿sabías que tu cerebro tiene una asociación positiva con el número 3? “Casualmente” esa suele ser la cantidad opciones de paquetes que tiene una marca.

Otro ejemplo de neuromarketing digital es la reacción del cerebro a lo popular, varios experimentos demuestran que las personas siguen las acciones que otras hacen y mientras más personas se sumen, la influencia es más fuerte. Por eso algunas marcas emplean el uso de etiquetas como “lo más leído”, “lo más vendido” o “lo más visto”.

Técnicas de Neuromarketing para vender más

El neuromarketing digital no es mágico, estas técnicas deben ser complemento de estrategias bien pensadas y personalizadas según tu público. Hacer uso del neuromarketing sin un plan establecido, tiene el mismo efecto que si no lo usaras.

1. El cerebro y el número 3 

Este aspecto se trató antes, pero para entender mejor la idea, se puede recordar algún examen de opción múltiple: cuando las opciones eran 2 o más de 2 tu indecisión aumentaba, el número 3 ofrece la cantidad justa para estimular decisiones.

Pero, además, da el poder de influenciar mejor la opción más rentable, usando otras técnicas como el decoy pricing (precio señuelo). Esto no significa que fracasarás si tienes 4 opciones o más, pero es un indicador que debes considerar para aplicar en la creación de contenido o productos.

2. El poder de la simplicidad 

Cuando el cerebro hace un repaso visual de un sitio cuya interfaz es compleja o un texto que es difícil de leer, va a buscar otra opción. Y en la era del internet, ten por seguro que la encontrará.

Simplifica procesos para que el usuario que entre a tu sitio web no tenga que adivinar dónde buscar o cómo comprar; para esto es recomendable que quien diseñe tu sitio priorice la experiencia de usuario. La simplicidad también es aplicable a áreas como el diseño.

3. Colores y emociones 

Los colores no solo son elementos estéticos, el neuromarketing los considera disparadores de emociones. Todas las marcas deberían construir su línea gráfica basándose en el significado de los colores para el cerebro, de esta forma se consigue que la personalidad de marca sea más clara.

Usar esta técnica en los anuncios potencia los resultados, dependiendo de lo que quieras comunicar, te recomendamos investigar acerca de la psicología del color.

4. Inmediatez 

Esta técnica también basa su argumento en la distracción del cerebro, el comportamiento promedio de un usuario en redes sociales o un sitio es obtener lo que busca de forma inmediata. Puedes usar este patrón para mejorar tus CTAs (llamados a la acción), incluyendo palabras como “hoy”, “ahora”, “ya”.

La inmediatez también es aplicable a los tiempos de carga, tu sitio web debería cargar en menos de 13 segundos. Además del neuromarketing, esta recomendación también contribuye al posicionamiento SEO de tu sitio.

5. Poder de asociación 

Tú puedes hacerte una idea de la personalidad de una persona basándose en sus amistades. Tus potenciales clientes también pueden hacer una valoración de tu marca basándose en tus clientes.

Si tu modelo de negocio es B2B, puedes incluir en tus redes o en tu sitio las marcas que han confiado en ti, esta práctica ayuda a darle credibilidad a tu trabajo.

Es hora de trabajar felices!!
¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?
Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí! 

Adaptación Mamá Mía 360.

Síguenos en nuestras redes sociales, Instagram @mamamia.360 / Facebook: Mamá Mia 360 y comparte nuestras recomendaciones con tus contactos.

Apuntate y recibe noticias

Lee mas

Branding

EMBAJADOR DE MARCA

Los embajadores de marca son los mejores aliados de las empresas para promocionar sus productos y fortalecer la estrategia de branding. Te explicamos qué significa ser embajador de una marca.  Embajador de marca En un mercado cada vez más saturado en el que los consumidores están expuestos a una gran cantidad de mensajes publicitarios, no es fácil conseguir que una marca destaque. Limitarse a promocionar los beneficios de los productos no basta, las marcas deben ser capaces de comunicar sus valores y conectar emocionalmente con su público objetivo. Esa es precisamente la misión del embajador de marca. ¿Qué significa ser embajador de una marca? El embajador de marca es una persona que representa la imagen de la organización ante su público objetivo. Encarna la identidad corporativa, se identifica con sus valores y se encarga de atraer a clientes potenciales generalmente compartiendo sus experiencias con los productos y/o servicios de la empresa. Los embajadores de marca realizan diferentes acciones promocionales offline y online. Pueden convertirse en una de las voces del blog corporativo, acudir a los eventos patrocinados u organizados por la marca, grabar spots publicitarios o alimentar el interés por la marca a través de publicaciones en sus redes sociales. La importancia del embajador de marca en el marketing El impacto positivo de las acciones de los embajadores de marca suele aumentar la popularidad de la empresa y, como resultado, se produce un incremento de las ventas. ¿Cómo ser embajador de una marca? Para ser embajador de una marca hay que cumplir ciertos requisitos. Ante todo, la persona debe tener una buena reputación dentro y fuera de Internet. También debe identificarse y proyectar los valores de la marca. Generalmente se busca a personas proactivas y extrovertidas con una gran capacidad de comunicación con el público objetivo. Eso significa que para ser embajador de una marca hay que cuidar mucho la imagen y ser auténtico.  Mantenerse activos en las redes sociales y conseguir una buena base de seguidores fieles es un buen comienzo. De hecho, muchas marcas están apostando por micro-influencers en nichos de mercado específicos que tengan una gran credibilidad y una conexión fuerte con su público. Existen plataformas, como Scrunch, especializadas en poner en contacto a los influencers con las marcas. Por supuesto, tener conocimientos de marketing también allana el camino para ser embajador de una marca.

Estamos aqui a tu servicio

Deja tus datos y te contactamos a la brevedad

¡Felicidades, has dado el primer paso!

Tu mensaje ha sido enviado y te responderemos lo antes posible.

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar

Completa el formulario para comenzar